¿Es el fin de las hojas de reclamación?

Recordemos que una hoja de reclamaciones es un documento que dirigimos a la administración de una empresa, cuando deseamos exponer un caso que nos pareció injusto o que sentimos no debemos permitir.

Un ejemplo de reclamaciones puede ser el siguiente:

“Encontraste una oferta excelente en patinetes de Tecnocio, al ingresar en el link que te ofrecen, notas que va a una página diferente y que no es la del vendedor que se ofrece, resultando además que no existe tal oferta en ninguna de las dos webs. Estás ante una oferta engañosa y decides reclamar”

Pues bien, tu reclamo debe dirigirse a la administración de esta empresa, con copia a la de Tecnocio, la idea es que la organización que utilizó un nombre falso, deje de aprovecharse de las personas que llegan a su web.

Sin embargo, con el auge de los comentarios en redes sociales y foros acerca de las diferentes organizaciones, muchas personas creen que se ha vuelto inoficioso hacer hojas de reclamación ya que todo lo que se dice en internet es capaz de cruzar fronteras dejando a las marcas lo suficientemente expuestas.

No obstante, lo mejor es seguir acudiendo a las HR con la intención de que los reclamos que realices tengan un peso suficiente con el debido marco legal dentro de los límites que te ofrece la empresa.